sábado, 6 de abril de 2013

ENHEDUANNA, LA PRIMERA ESCRITORA DE LA HISTORIA.

video



Tres siglos después de que se desarrollara la escritura en Sumer, vivió una princesa llamada Enheduanna, hija del rey Sargón de Akkad, fundador del primer gran imperio histórico, quien unificó las distintas ciudades-estado sumerias bajo su mando.













Nació en Ur hacia el año 2354 a.d.C su madre era una sumeria del sur de Mesopotamia, tal vez una sacerdotisa. Enheduanna tuvo que ser además de culta, valiente; educada con refinamiento, y posiblemente iniciada en los Misterios, en las Escuelas Sacerdotales que existían entorno a los Zigurats. Fue nombrada Suma Sacerdotisa del Dios de la Luna, Nanna, y de la Diosa Inanna, más tarde conocida como Ishtar, protectora de la dinastía de Akkad, cuyo Descenso a los Infiernos es el tema principal del Himno que le dedicó, y que nos ha llegado a nosotros, 4.300 años más tarde.
La princesa, poetisa y sacerdotisa vivió en un templo cercano a lo que hoy es el Golfo Pérsico. Recientes excavaciones demuestran que se trataba de una comunidad dedicada a actividades como la panadería, carnicería y elaboración de cerveza. Enheduanna tenía encomendada, entre otras, la tarea de dirigir la actividad agrícola en el templo y la pesca local.


Como Suma Sacerdotisa ostentaba un puesto sumamente poderoso ya que era la única que podía nombrar a cualquiera de los mandatarios de la ciudad. Enheduanna vivió un momento en el que se desarrollaba en Sumeria y Babilonia la astronomía y las matemáticas. Estas disciplinas fueron controladas por los sacerdotes y sacerdotisas de las ciudades. Junto a otros sacerdotes, creó varios observatorios dentro de templos religiosospara poder ver las estrellas y la luna. Se hicieron mapas de los movimientos de cuerpos celestes



También ayudó a crear uno de los primeros 
calendarios religiosos, que hasta hoy son usados por algunas religiones para la celebración de Pascuas cristianas y hebreas, y otros eventos religiosos.


Los sucesos de esa época convulsa, inevitablemente, influyeron en su obra y a través de sus escritos podemos vislumbrar su personalidad fuerte, decidida, capaz de encarnar los distintos aspectos de Inanna como Diosa Madre y Dadora de Vida, benévola, pero también terrible como Diosa Guerrera, capaz de enfrentarse al caos y restablecer el orden.

Enheduanna se convierte también en la primera cronista, narrando el derrocamiento de su padre por parte de Lugalzagesi, “ensi” , gobernador de la ciudad de Umma, el destierro de la familia real, incluida ella misma, despojada de su cargo; al poco tiempo Sargón logró recuperar el trono, castigando duramente al usurpador. Enheduanna presenció otros acontecimientos no menos terribles, como el asesinato de su hermano y su tío, Rimush y Manishtusu, respectivamente, sucesores de su padre en el trono; así como un terremoto que sepultó el reino, al comienzo del reinado de su primo, Naram-Sin , hijo de Manishtusu y el segundo gran rey de la dinastía de Akkad. A su muerte, bajo el reinado de Naram-Sin, la sucedió en su alto cargo la hija de éste Enmenanna.

Las funciones de princesa y Suma sacerdotisa sentaron precedentes en la historia sumeria, imitada duante los 500 años.Según estudios de Willian W.Hola, Enheduanna fue una personalidad ”que marca la pauta en sus tres roles para muchos siglos posteriores ”. Otras hijas de los reyes que dominaron Mesopotamia ocuparon aquella misma función. De hecho los nombres de las sacerdotisas aparecen en las listas históricas, así como se hicieron de los reyes. Durante cinco siglos, reyes y sacerdotis as formaron el gobierno sumerio, ejemplos de ello fueron Enmenanna, o la hija de Nabonid, rey de Babilonia en el siglo VII a. C.


Lo que se sabemos de ella es gracias a la recuperación de algunos restos cerámicos en Ur, entre otros, un disco de alabastro en donde aparece en una procesión, situación en la que probablemente se recitara el Himno de Inanna. Se encontró en el área de la giparu ,santuario, del templo de Ur en el año 1927, cuando la Universidad de Pensilvania realizaba excavaciones. 


Ha sido reconstruido en gran medida y ahora está en exhibición como parte de la colección del Museo Univeristy de Filadelfia. 


El disco se encontró en pedazos y hubo que realizar una labor de reconstrucción importante, porque los mismos antiguos parecen haberlo destruido intencionadamente. En él aparecen representadas cuatro figuras que realizan un ritual de ofrendas a la deidad lunar, entre ellas destaca la sacerdotisa Enheduanna. En el reverso del disco aparece una inscripción que informa sobre la princesa y sacerdotisa hija de Sargón.

Para el conocimiento de su obra literaria contamos especialmente con tablillas con sus himnos y poemas, en versiones sumerias y akadias. Enheduanna fue la única mujer entre los grandes autores de la literatura mesopotámica y la primera escritora de la Historia, ya que sus poemas son los más antiguos de la literatura universal. 


Cuando escribe el Himno a Inanna no sólo ejerce de poetisa, cuando compone este poema para ser cantado en el ritual correspondiente, es consciente del efecto de la repetición de palabras, determinados sonidos, probablemente asociados a notas musicales. Estos himnos, palabras sagradas, cantadas o recitadas como mantrams servirían para elevar el espíritu hasta ponerla en contacto con los dioses. Por esto es también considerada como la primera música.



Enheduanna y la furia ... ENLAZA


POEMAS DE ENHEDUANNA... pincha aquí


Enheduanna en el museo de FILADELFIA... ENLAZA


Fuentes:

http://www.oocities.org/fegarc/Enheduana.html
http://www.escaner.cl/escaner23/perfiles.htm
http://www.gecoslp.org/iFDownloads/femenino.pdf
http://alexsma2803.wordpress.com/2011/04/03/los-escritos-de-enheduanna-los-ms-antiguos-que-se-han-descubierto/

No hay comentarios:

Publicar un comentario